• Adrián Barreiros

Linchpin. Y luego fueron tres...


Nos permitimos hacer una breve pausa para reflexionar con Ustedes sobre nuestro recorrido, en estos primeros tres años de compañía.



Con tres años recién cumplidos, lo primero que nos gana es la satisfacción de haber empezado un proyecto desde cero y el recorrido que nos trajo hasta acá. Para los que se animan, solo podemos decirles que habrá días difíciles pero serán muchos los de "vivir el sueño".


Cuando emprendés tu propia compañía, para empezar, llamarla compañía le queda grande: no tiene un nombre, ni colaboradores, ni clientes, ni proyectos, ni razón social ó facturación.


Empezás por garabatear y probar distintos nombres, el primero que te viene a la mente obviamente ya estaba registrado. También el segundo y tercero. Hasta que recordás la presentación del libro "Linchpin" de Seth Godin, lo registrás en el INPI y obtenés tu dominio para la web.


Con mucho esfuerzo y dedicación conseguís un diseñador que te ayude con el iso-logo, un manual de marca y las tarjetas personales. Bastante más adelante llegará el turno del sitio web, el blog y el perfil de Linkedin.


Trabajás solo al principio con tu teléfono y tu computadora, hasta que se suman dos colaboradores directos y luego siete indirectos. Para entonces la cosa ya se pone interesante.


Transpirás bastante para lograr ese primer cliente que vas a recordar siempre, que luego serán dos y finalmente terminás colaborando para más de veinte.


El primer proyecto no necesariamente será el más desafiante ni el más divertido pero luego terminás desarrollando un modelo de cálculo automática para cinco países de alcance y frecuencia multimedial, colaborando para la primera medición de audiencias en interiores de medios de transporte y llevando a cabo para otra compañía un sistema de monitoreo inteligente para tomar decisiones en deportes.


Un contador cercano te asesora respecto de cómo dar los primeros pasos y, sobre la facturación, podés reirte un buen rato diciendo que "crecés a tasas chinas".


Inclusive nos sentimos un poquito más importantes cuando gente conocida como Editorial Dossier recordó nuestro aniversario que puede verse en este enlace.


Muchas cosas en definitiva pasaron en tres años, pero no no cambiaron nuestras ganas de crecer ni los desafíos: mientras el grueso del mercado siga sin poner a las audiencias en el centro de lo que hacen y pensando solo en términos de alternativas de medios tradicionales para comprar y métricas digitales que les propone las plataformas para cumplir, habrá Linchpin para rato.


El propósito de Linchpin es aumentar los resultados de cualquier compañía que quiere ser más eficaz en comunicar a la audiencias de manera integrada, mientras reduce sus costos.


Para cerrar queremos agradecer a todos aquellos que durante estos tres primeros años nos acompañaron con sus proyectos, recomendaciones y apoyo incondicional. Mantenemos nuestro compromiso: Linchpin llegó a la industria del marketing y de la publicidad para ser el aliado de los colegas que se animan a trabajar de una manera profesional y, sobre todo, para que las cosas ocurran. Brindamos por eso.

¿Iniciamos una conversación? Nos encantan los desafíos. ¡Contactanos!.

Adrián Barreiros

Fundador y Director de Linchpin

3 vistas

© 2020 Linchpin

  • Linchpin by LinkedIn